lunes, 9 de abril de 2012

Anécdotas

Una de mis alumnas de 2ºESO protesta enfurecida. Su tono de voz es tan alto, su capacidad para sacarme de mis casillas empieza a ser tan grande, su actitud es tan desafiante que le digo intentando dominarme:
-Por favor, sal de clase y vete a saludar al señor Roca.
La niña se levanta con ímpetu, el labio inferior hacia fuera mostrando su absoluto enfado, el ceño arrugado, moviendo los brazos a su paso rápido como si fuera una legionaria. Cuando alcanza la puerta se gira:
-Pues, como me encuentre a ese tío, es que le doy un guantazo.... a ese tío ni le puedo ver.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-Tenéis que elegir un pais de la UE y buscar esta información que os señalo en la hoja. Debéis hacer una pequeña presentación de vosotros mismos como si fuérais de ese país.
-Prooooofeee, yo quiero hacerlo de Suiza.
-Suiza no es un país de la UE.
-¿Y Bielorrusia?
-¡Tampoco!
-Es que entonces no sé....
-Mira un poquito el mapa y piénsatelo bien.
-Mmmhh... ¡Ah, ya sé, ya sé!
-¿Ya has elegido? ¡Qué bien!
-Elijo el País Vasco.
-¡¿¿¿???!!! ¡No me seas nacionalista!
-¡Pero si se llama país!
-¡Pero es una comunidad autónoma de España! ¡Ese no vale!
-Por favor, proooofeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.....
-¡No, no vale!
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-Profe. quiero ser ayudarte en todo.
-Muchas gracias, encanto.
-Quiero ser tu ayudante en la clase.
-Me parece estupendo, te lo agradezco muchísimo.
-Quiero ser tu mano derecha. ¿O eres zurda?

martes, 29 de noviembre de 2011

Diario de lecturas

Para algo sirven los filósofos: para aclarar conceptos. Bernard-HEnri Lévy lo hace en este artículo en el Domingo del El País:


"Para empezar, sharía no es una palabrota.

Como yihad (que significa 'esfuerzo espiritual? y los islamistas terminaron traduciendo como 'guerra santa'), como fetua (que quiere decir 'pronunciamiento religioso? y, debido al caso Rushdie, el mundo se acostumbró a entender como 'condena a muerte?), la palabra sharía es objeto de una despiadada guerra semántica (...)Este término aparece cinco veces en el Corán y las traducciones francesas lo vierten a esa lengua como 'vía'.

No es el nombre de un 'código' ni, aún menos, de un corsé exhaustivo de reglas, sino de un conjunto de 'valores' sometidos a la interpretación de los doctores.

Es un término genérico, es decir, que les corresponde a los legisladores proponer una aplicación más o menos evolutiva, más o menos estricta.

Dicho esto, la práctica totalidad de los países musulmanes se remiten a la sharía.

La mayoría, incluida la Libia de Gadafi a partir de 1993, ha hecho de ella una de las fuentes de la ley.

Y cuando no es así, como ocurre en Marruecos, es porque el islam es la religión del estado.

El problema es pues saber qué implica ese vocablo: ¿la lapidación de la mujer adúltera, como en Irán?, ¿la amputación de los ladrones, como en Arabia Saudí?, ¿o bien un compendio de preceptos morales, que, por ejemplo en Egipto, se esfuerzan en combinar con el Código Napoleónico?"


Me parece importante el párrafo tercero de lo que he copiado: demuestra que el Islam no es algo sin matices, unificado, unívoco, sino que podría ser diferente de lo que las lecturas más rígidas muestrasn y de hecho lo será para muchas personas.

Sin embargo, ¿cómo aún existen estados donde las leyes se basan en un libro revelado? Es decir, en un libro que no surge del consenso, el debate, la reflexión común, sino que viene únicamente avalado por una tradición.

El debate, la cosa pública, aún no se ha instalado en los países islámicos de manera oficial. Así, cualquier intento de democracia será únicamente una forma de presentar un proceso en su forma, no en su fondo, es decir, sin espíritu.

Lamentable.

domingo, 30 de octubre de 2011

Diario de escuchas

Oído a Emilio Lledó: "La memoria es una forma humana de inmortalidad". Qué bello.

sábado, 22 de octubre de 2011

Clase real de ética

Mando un ejercicio: piensa en tu infancia. Se trata de explorar la memoria como conformadora de nuestra identidad personal. Previamente, he explicado a los alumnos (teniendo presentes en el trasfondo a San Agustín y a Bergson) que la memoria interviene en nuestra consideración de cada uno de nosotros como un ser individual diferente de los otros individuos, diferente e independiente del mundo.


Les dicto el enunciado: explica una anécdota de tu infancia. Infancia como tiempo reciente, pues aún tienen quince años los más jóvenes. Me paseo entre las filas de mesas. Una alumna de origen ecuatoriano, de piel intensamente morena, se sienta rendida frente al papel. Ha escrito su nombre, la fecha, el enunciado del ejercicio, nada más. Parece tener la mente en blanco. Su compañera, lechosa y rubia, desliza el bolígrafo por su cuaderno con mayor diligencia.


-Venga, a trabajar, aprovecha ahora para no tener que hacerlo en casa.

-No se me ocurre nada.

-A ver, es imposible, seguro que recuerdas muchas cosas. Por ejemplo, ¿dónde estabas hace diez años? ¿Vivías ya en España?

-No.

-¿Dónde estabas?

-En Ecuador.

-¿Ves? Puedes contar eso.

-A los cinco años me vine para acá.

-Fenómeno, ¿lo ves? Seguro que esa experiencia no la ha tenido tu compañera.


La chica lechosa y rubia me miró de reojo.


-No, yo es que ya vine a España con nueve meses.

-¡Nueve meses! Entonces...

-Soy peruana.... ¿A qué no lo parezco?

El eterno retorno

La misma camisa entra en la lavadora, sale, se tiende, se plancha, se pone, se echa al cesto de la ropa sucia, entra en la lavadora, sale, se tiende, se plancha, se pone, se echa al cesto de la ropa sucia, entra en la lavadora......

domingo, 9 de octubre de 2011

Diccionario infantil

Después de tanto "¡a la ducha!, ¡a cenar!, ¡a bajarse!"... la media lengua dice:

"Mamá, quiero a la dussha"

"Mamá, quiero a bajar Amanda"

"Mamá, quiero a cenar Amanda"....

Y también:

"Mamá, ¿ayudas a bajar?"

Y también la media lengua dice:

"Quiero a poquito biberón lesshe Amanda"

O también la media lengua que aún no llega a los dos años se casa todo el rato:

"Vamos al cole, Amanda, ¿quieres? - Sí, quiero, sí quiero mamá, ¡¡quiero a cole!!!"

"Amanda, ¿quieres jamón? -Sí, quiero, quiero mamón"

También dice ella:

"Oto para ti, oto para ti" en vez de "uno para mí, otro para ti".

O bien:

"Amanda, ¿ves a papi? -Sí, veo, veo papi"

"Amanda, ¿dónde estás? -¡¡Allí!!"

"Mamá, cha caido, cha caido, cha caido Amanda, buaaaah"

Y ha transformado preciosamente la lengua: "piposa" por "mariposa".

Los ponombres no existen y los verbos se conjugan de maneras extrañas. Hermoso.

Diario de lecturas

Después de ver la película, me di cuenta de que entre los muchos libros que cogen polvo en las estanterías de mi casa, estaba la novela de Borís Pasternak. La verdad, me esperaba algo así como "leer la película" que había visto. Pero no ha sido así. La novela de Pasternak es soporífera. En ese sentido, el trabajo que hicieron los guionistas de la película fue extraordinario: resumieron con maestría los momentos álgidos e incluso tranformaron la linealidad de la narración en un gran flash-back que realza las figuras anodinas, en la novela, del hermanastro salvador y la hija común con Lara. En realidad, Lara es una mujer muy poco atractiva en la novela, quizás porque las historias de amor no son lo más interesante, sino el retrato de los crudos años de la guerra civil rusa. En fin, una novela para olvidar, ¡¡no así la película!!

Me quedo con este pequeño apunte sobre la maternidad femenina:

"Creo que Tonia está encinta.... El rostro de la mujer cambia. No se puede decir que se afee, pero su aspecto, antes interiormente dominado y estudiado, escapa a su control. De ella dispone el futuro que saldrá de ella, y ella no es ya ella misma.... Siempre me ha parecido inmaculada toda concepción, y en este dogma que afecta a la Virgen se expresa la idea universal de la maternidad....
En cada mujer que concibe se encuentra el mismo sentido de soledad, de abandono, de disposición tan solo hacia sí misma. En ese momento tan particular, ya el hombre es un extraño, como si de ninguna forma fuera su partícipe y todo hubiera caído del cielo.
La mujer da a luz por sí sola a su criatura, se retira con ella, sola también, a otro plano de la existencia, donde hay más silencio y es posible tener sin miedo una cuna. Y sola, en silenciosa humildad, la nutre y la educa.... Su criatura es la gloria. Pero lo mismo puede decirse de cada mujer. Su Dios está en su hijo [como la Virgen]. Las madres de los grandes hombres deben de experimentar esta sensación. Pero todas las madres son madres de grandes hombres y no tienen la culpta de que luego la vida las desilusione."