martes, 25 de noviembre de 2014

DISCOTECA (MUY) PERSONAL




Una canción de alegría y nostalgia para el otoño:

Friday evenings, people get together,
Hiding from the weather.
Tea and toasted, buttered currant buns
Can't compensate for lack of sun,
Because the summer's all gone. 



Otoño en el Retiro: la rosaleda y el Palacio de Cristal







EL OTOÑO

Madrid se vuelve hermosa en dos épocas, y una de ellas es el otoño. El invierno es triste y el verano árido. El otoño llena cada esquina de colores amarillos, marrones, rojos, naranjas... Por ello, celebremos la llegada del otoño, en esta urbe de prisas y caras agrias;celebremos el color y el calor del sol que se va alejando, camino del invierno.






miércoles, 12 de noviembre de 2014

DE MADRID AL CIELO




El cielo de Madrid es metafísico y trascendente. Nos recuerda que hay un más allá. Que hay una ciudad de los hombres y una ciudad de los dioses.

miércoles, 20 de agosto de 2014

DIARIO DE VIAJES

Lusitania: Figueira da Foz,Buarcos,Coimbra, Alvero, Mira.



DIARIO DE LECTURAS

La letra escarlata de Nathaniel Hawthorne no es una novela de acción. El argumento es escueto y su desarrollo escaso. No hay estrictamente narración, sino introspección psicológica de los personajes, en concreto, de los dos adúlteros y su sentimiento de culpa, sobre todo en el caso del sacerdote, y de aislamiento y sufrimiento por la ocultación del hombre amado, por parte de la ostentadora de la letra escarlata, que no es otra cosa que la A de "adúltera" cosida a su ropa como la estrella de David a la de los judíos durante la Alemania nazi. La novela parece criticar de manera solapada el rigor del puritanismo a la hora de juzgar a los pecadores, aunque este tema no sería el principal, sino más bien la aceptación de la adúltera de su condición de mujer marcada y aislada, rechazada por la sociedad en la que vive, y la tortura a la que se somete el sacerdote que pecó con ella. La novela se ahorra detalles escabrosos, ni siquiera entra en detalles sobre el idilio de los dos pecadores. Es bonita la descripción de la personalidad de la pequeña hija nacida de esos amores, cuyo nombre es Perla. La niña aprende a vivir como una outsider junto a su madre, y aunque sea la alegría y la compañía única de la mujer, es también el recordatorio constante de su castigo. Queda el personaje del marido deshonrado, un hombre feo y deforme, cuya apariencia amable oculta una personalidad vengativa y mezquina, que no se ceba en la mujer, a la que considera suficientemente castigada, sino en el hombre que la sedujo, al que consigue aniquilar y al que, en cierto modo, empuja a la muerte. Con este cuarteto de personalidades se construye la novela que, como digo, avanza en el tiempo pero no gracias a la narración, sino a la introspección. De esta novela me quedo con esta breve cita: "Es curioso que las personas que se atreven a dejar que su imaginación especule libremente sean a menudo las que se amoldan con mayor tranquilidad a los reglamentos externos de la sociedad. El pensamiento les basta, sin necesidad de investirlo con la carne y la sangre de la acción." Una buena descripción de los que aparentan la resignación, cuando su libertad interior es mucho más poderosa.

martes, 19 de agosto de 2014

DIARIO DE LECTURAS

Una novela epistolar a la antigua: El amor de Platón, de Leopold Sacher-Macher. El escritor que dio nombre al masoquismo muestra un caso de amor platónico, solo posible con un hombre que es el hermano gemelo de una bella dama que le impresiona en un baile por su belleza. ¿Qué ocurriría si ese joven hermosísimo fuera también "ella"? He aquí una cita: "El ser humano es, sin discusión, el más ridículo y triste de los animales. Su desdicha consiste, en mi opinión, en que marcha erecto. Los otros se mueven entre las exhalaciones de la tierra siguiendo leyes eternas, pero el humano dirige su mirada hacia arriba, hacia el cielo, y ve el sol, la luna y las estrellas, y de ahí se crean en su mente las más locas fantasías, y esas criaturas de su espíritu son las que arruinan y amargan su existencia." El bipedismo no trajo más que bondades biológicas, quizás no tanto bondades morales (curiosa perspectiva).